nacionalidad: Estadounidense

periodo: 1836-1832

zonas recorridas: Alaska, Islandia, Canadá, Escocia, Noruega y las Islas Faroe

Con el transcurrir del siglo ciertas damas otearon los vientos de cambio cultural que sacudían Europa y hallaron el medio para hacer de sus aficiones un justificado pretexto para viajar. Atraídas por la Zoología, la Botánica o la Geografía se lanzaron a recorrer el mundo y a veces obtuvieron el fruto del reconocimiento científico.

Elizabeth Taylor, (1836-1932) no la actriz, claro, sino una pintora aficionada a la pintura, el periodismo, la botánica y los viajes, fue una de ellas. Interesada por el estudio de las regiones mas frías, recorrió Alaska, Islandia, Canadá, Escocia, Noruega y las Islas Faroe en las últimas décadas del siglo XIX. Autora de varios libros de viajes, en 1908 fue incluida por el gobierno de los Estados Unidos en la lista de las más reconocidas exploradoras de las regiones árticas de América. Botánica autodidacta y aficionada a la pesca y la zoología, descubrió algunas plantas que aún llevan su nombre.  Durante la Primera Guerra Mundial se quedó aislada en las islas Faroe, donde según parece ejerció una vital influencia en el pintor Niels Kruse. Al igual que su coetánea Mary Kingsley, colaboró con algunas instituciones científicas, como el Museo Americano de Historia Natural o el Smithsonian, pero lo que le atrajo sobre todo fue escribir sobre la cultura, la vida familiar y el folklore de los lugares que recorrió.