“CASADAS CON EL IMPERIO. La India británica con acento de mujer”

Portada libro Casadas con el ImperioPoco sabemos sobre cómo era la vida en la India colonial y mucho menos como fue la existencia de las europeas que fueron destinadas allí durante el periodo de mayor esplendor del Imperio Británico.  Estos y otros interrogantes son los que Pilar Tejera, autora de este libro, ha querido desvelar. La obra nos conduce directamente a las estepas del interior, a las montañas de Punjab, a las costas de Bombay o Madrás, a Calcuta y Nueva Delhi en una sucesión de historias protagonizadas por esposas de oficiales, pintoras, maestras o simples esposas que desfilaron por allí a lo largo de ciento cincuenta años. El libro arranca a finales del siglo XVIII con la historia de Eliza Fay, que es hecha prisionera por un príncipe local, sufriendo cautiverio durante 4 largos meses hasta que logra escapar, y finaliza con la figura de Edwina Mountbatten, última virreina de la India.

Matanzas de europeas, virreinas y escritoras                       

“El creciente tumulto, las espesas humaredas y el fuego por todas partes, nos convencieron de la necesidad de mantener lo más segura posible nuestra posición de forma que repartimos la guardia a lo largo de la planta baja”. Elisa Greathed.

El libro combina historias cargadas de romanticismo con capítulos marcados por una acción trepidante, como los dedicados a las violaciones y matanzas de europeas durante los levantamientos que tuvieron lugar en 1857. Una de las protagonistas de estos episodios es Ruth Coopland cuya historia es de las que acaban felizmente. Embarazada y tras presenciar el asesinato de su esposo, logra escapar a bordo de un carro con otras ocho mujeres. Las páginas en las que se relata su vida en el Fuerte de Agra durante el largo asedio de 7 meses de duración, desvelan una faceta de la india colonial desconocida.  “La India fue la gran oportunidad que la mujer victoriana necesitaba para mostrar al Imperio su valía”, declara la autora.

Otro capítulo está dedicado a Lady Caning, esposa del gobernador general de la India durante estos sangrientos sucesos, y en él se narra cómo fueron vividos desde la capital de la India británica. En cuanto a Flora Annie Steel, llegó en 1863 como una obediente esposa para instalarse en el Punjab donde hizo de sus 20 años en la India su propio leitmotiv. Dejó el país convertida en una líder amada y respetada y escribió numerosas obras inspiradas en la India.

Edwina Mountbatten, la última virreinaFoto Edwina Mountbatten blanco y negro

El libro cierra con la vida de Lord y Lady Mountbatten y los episodios que acompañaron el difícil proceso de independencia. Ella fue la perfecta protagonista para el último acto que representó el Imperio en la India. Con su elegancia, su inteligencia, su preparación y su don de gentes, suavizó enormemente la visión que los indios tenían de los virreyes y allanó el camino hasta la independencia. Tras dejar la India, regresó en varias ocasiones para visitar a Nehru, con quien se cree que pudo tener una relación.

El libro nos descubre a una mujer que se dejó la piel en los campos de refugiados ayudando a los más necesitados y que fue amiga y confidente de los principales líderes de la India como Gandhi.

“Fueron las mujeres las que hicieron perder el Imperio”, afirmó en una ocasión David Lean, director de “Pasaje a la India”. Para la autora del libro, fueron ellas las que sin embargo ayudaron a mantener a flote el Imperio británico con su mano izquierda y su curiosidad y nos dejaron un maravilloso legado: sus palabras.

“Casadas con el Imperio” revive los años más brillantes de la Compañía de las Indias Orientales. Mujeres que conocieron el esplendor mogol, que viajaron con la sola compañía de un guía local, o compartieron la fastuosidad de los séquitos de los rajás, que cenaron en las faldas de los Himalayas a la luz de las velas en los candelabros de plata, que salvaron distancias impensables en la época, en ferrocarril. Mujeres que conocieron la India de los lanceros de Bengala, de la caza del tigre a lomos de elefantes, que se codearon con Sijs de profusos bigotes, que hollaron los románticos paisajes del Rajastán, sobrevivieron al calor, a los insectos, a la amenaza de las epidemias, a las intrigas, al monzón, que se sorprendieron con el sistema de castas, las cremaciones y disfrutaron del té de las cinco en los bungalós coloniales. Para el Imperio, la clave, el vehículo para comunicarse con la India, fueron ellas.

“El imperio puso las armas y los ejércitos, pero fue la mujer quien conquistó el corazón de la India” -Pilar Tejera.

Más de 300 años de presencia británica en la India

Desde que el 24 de agosto de 1608, el Héctor pasara a convertirse en el primer barco de la East Indian Company en recalar en las costas indias, hasta el 15 de agosto de 1947, fecha de la independencia del país, el devenir del subcontinente indio estuvo ligado al del Imperio británico. Más de trescientos años de batallas, de pactos y coronaciones protagonizados por los hombres.

Estas y otras cuestiones son las que recoge este libro dedicado a las mujeres que vivieron sus mayores experiencias en un destino diametralmente opuesto a su cultura y su educación. «Domina el juego hasta jugarlo mejor que ellos», estas palabras de la reina Victoria resumen la historia de muchas de nuestras protagonistas.

Te dejamos a continuación algunos artículos de nuestra web sobre mujeres victorianas:

Rocío Flores Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *