Claire Elsdon: motocicletas contra la inseguridad en Tanzania

La entusiasta y aventurera de la motocicleta Claire Elsdon ha logrado abrir un taller de mantenimiento de vehículos para mujeres en Mwanza, en el norte de Tanzania. El primero de su tipo.

Claire ha alcanzando algo que nunca antes se había intentado en el país. El proyecto social recientemente lanzado tiene por objetivo proporcionar mantenimiento de motocicletas y capacitación en seguridad vial a una comunidad que la necesitaba desesperadamente.

Comienza un viaje

Claire Elsdon siempre había sido una entusiasta motociclista, habiendo recorrido Londres en una Triumph Tiger 800 XC para su viaje diario al trabajo. Después de dejar su trabajo como agente de bolsa y de inspirarse en las aventuras en bicicleta de Ewan McGregor y Charley Boorman en la serie de televisión Long Way Round, partió de Londres en un largo viaje hacia Ciudad del Cabo.
Durante su viaje, realizó un trabajo de voluntariado en Malawi, trabajando para la MicroLoan Foundation, que tiene como objetivo educar y proporcionar a las mujeres afectadas por la pobreza en África las oportunidades de trabajar y construir un futuro mejor.
El conocimiento de Claire en motociclitas resultó de lo más util, pues ayudó a capacitar a los oficiales responsables de los préstamos a mantener adecuadamente sus bicicletas.

Un año después, su trabajo de voluntaria continuó, esta vez con la organización benéfica Motorcycle Outreach en Songea, al sur de Tanzania. Claire utilizó su amplio conocimiento una vez más para capacitar a las parteras locales sobre cómo conducir motocicletas, ayudándolas a llegar y cuidar a las personas que viven en áreas rurales.

Problema de seguridad de Tanzania

Mientras visitaba las salas de hospital dedicadas a las víctimas de accidentes de motocicletas en el área, Claire se dio cuenta de la magnitud de los problemas que derivados del ciclismo en la comunidad.
Problemas inherentes a la seguridad, como las de las motocicletas-taxi de Tanzania, cuyos conductores con frecuencia no usaban cascos o se los ponían al revés. Muchas bicicletas y llantas mal atendidas provaocaban accidentes, y las estadísticas arrojaban cifras desgarradora.

Después de presenciar los problemas de primera mano, Claire se mudó a Mwanza en abril de 2016 y con algo de ayuda local logró abrir un taller en enero del año siguiente. Decidió nombrar la empresa, Pikilily, derivada de la palabra swahili para moto, pikipiki y la flor del lirio, que Elsdon veía como un símbolo de la conexión y la asociación femeninas.

Al darse cuenta de que no había mujeres trabajando con motocicletas en Tanzania, decidió contratar personal para la empresa, principalmente con mujeres aprendices, y les dio la oportunidad de proporcionar capacitación de seguridad efectiva y servicios de reparación a su comunidad .

Hacia un futuro más prometedor

La empresa ahora ofrece capacitación para ciclistas de toda la comunidad, desde taxistas hasta trabajadores de minas de oro en la República Democrática del Congo, Costa de Marfil y Mali.

Además de trabajar en conjunto con los  trabajadores locales para ofrecerles capacitación, el taller tiene como objetivo proporcionar capacitación de mantenimiento para los estudiantes y educar a los pasajeros para comunicarse mejor con los conductores, cuando hagan algo inseguro, como conducir con  exceso de velocidad.

Las autoridades de Tanzania respaldan la empresa y también se ha asociado con la Autoridad de Capacitación en Educación Vocacional del país. A las aprendices se les enseña cómo mantener sus bicicletas, además de recibir formación en primeros auxilios y autodefensa. Se convertirán en conductores de ambulancias de motocicletas, transportando a pacientes, especialmente madres trabajadoras en áreas poco accesibles al hospital.

Como Tanzania no tiene un servicio de ambulancia disponible públicamente, este plan tiene como objetivo salvar vidas y evitar que las madres embarazadas tengan que arriesgar las suyas, siendo trasladadas al hospital en la parte trasera de un taxi con un ciclista no formado.

Gracias a la inspiración y dedicación de Claire Elsdon, la empresa social Pikilily está creando un futuro para toda la comunidad, haciendo de las motocicletas una parte de la solución, en lugar del problema.

Nada menos…

 Fuente: carolenash.com

Si te ha gustado este artículo, te interesará:

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *