Gabriela Rufener: el viaje que le cambió la vida…

DSC_1329¨El viaje a la Antártida requiere más que palabras. Es un estado del alma muy difícil de explicar. Cuando uno regresa de ese lugar, ya no es el mismo y mantendrá un amor por ese continente por el resto de su vida. A veces hay que viajar miles de kilómetros para encontrarse con uno mismo. La forma de vida que llevan, las no fronteras, el cuidado con el medio ambiente, la hermandad y la ayuda mutua, la posibilidad de peligro continuo, las historias que quedaron congeladas en el silencio, la belleza inmaculada de sus paisajes, el tiempo que parece que nunca pasa, todo eso suma a que la experiencia de ese viaje sea única. Fotográficamente es un lugar que no requiere de demasiado esfuerzo porque tiene una estética única y hermosa. Ahí pasan cosas que uno no termina de entender, pero que nos afectan física y emocionalmente. La Antártida es inolvidable.¨

3Hoy hablamos de Gabriela Rufener, que nos escribe desde Uruguay. El de la Antártida, fue el primer viaje que hizo, y el que marcó un antes y un después en ella, tuvo lugar en 2012. “Estuve 17 días pero fue lo mejor que me pasó en la vida. Luego que volví, era otra persona”

DSC_0287Aquel viaje le llevó a dejar un camino espiritual en el que estaba desde hacía 13 años y a tomar la decisión de hacer importantes cambios personales y familiares. Del viaje a la Antártida se hizo una exposición fotográfica en 2013 en el Centro de fotografía de Montevideo, donde permaneció abierta dos meses.

4A partir Gabriela siguió “sobrevolando el mundo” acompañada de su curiosidad y su nueva energía, y publicó artículos en algunos medios de comunicación sobre sus experiencias viajeras.

1Gabriela ha recorrido parte del territorio uruguayo fotografiando pueblos “a los que no van ni siquiera los que viven ahí”. Este año estuvo en Argentina en un lugar que es un pueblo fantasma, se llama Epecuén, “un pueblo que estuvo 20 años bajo el agua, y luego que el agua bajó quedó así, petrificado en el tiempo”

Gabriela asegura que tiene otros viajes planificados, que ahora nada le detiene. Aunque es madre de tres hijos y trabaja, está plena de energía ” para poder realizar estos viajes que son lo que me han dado de las mejores experiencias”.

Gabriela nos deja el mejor testimonio de aquel viaje iniciático a la Antártida, que le cambió la vida, con estas preciosísimas imágenes…

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *