Una carrera, una bicicleta y el Kilimanjaro

Era un día cualquiera, cuando llegó el reto de subir el Kilimanjaro propuesto por Bike Experience Tours; una corriendo y escalando, y otra en bicicleta. Esta hazaña supondría casi 6.000 metros para Ruth Moll, ex-ciclista profesional, y Ruth Gómez, triatleta de larga distancia. Sin embargo, los numerosos campeonatos de España e incontables victorias que estas dos deportistas arrastran tras sus espaldas las empujaron sin dudarlo a aceptarlo

Ellas son atletas de élite de las de verdad. De las que, entrenando día a día, logran dar la mejor versión de sí mismas y hacer del deporte su pasión, su trabajo y hasta incluso un estilo de vida particular. Pero es que ascender la cima más alta de África no es una experiencia que pueda afrontar cualquiera. Ruth Moll sorteará las zonas más sórdidas de esta montaña sobre las dos ruedas de su bicicleta; mientras que Ruth Gómez afrontará el desafío corriendo y trepando, en una modalidad trail running, como solo ella es capaz de hacer frente.

Montaña Kilimanjaro

A pesar de que sobre sus piernas recaen años y kilómetros de práctica, nunca antes estas mujeres habían subido a estas altitudes. Un obstáculo al que se suma la compañía del frío, la fatiga y la falta de oxígeno en las distancias más próximas a la cima; pero al que están dispuestas a encarar. ¿Su meta? Regresar a España con una foto sobre el Kilimanjaro.

La expedición se iniciará el próximo día 26 de junio en Tanzania y desde allí comenzará el ascenso, que esperan que dure un total de 4 días. Y es que el clima tropical del que disfrutarán durante las primeras horas, se tornará violentamente en un paisaje de nieves perpetuas y glaciares en cada paso hacia la cumbre de la montaña. Además, a esta increíble hazaña se unirán porteadores y guías de Tanzania, encargados de mantener la salud y los refugios de las deportistas.

En estos momentos, Ruth & Ruth se encuentran organizando a conciencia esta genuina travesía, compaginando sus tareas con lo cotidiano de su trabajo. Una labor que empieza a ser tan peliaguda como exasperante (aunque jamás imposible). La falta de materiales que contribuyan a su causa pionera es casi nula, lo que hace peligrar la estabilidad de su proyecto. Ropa deportiva, cascos, ruedas… cualquier ayuda sería inestimable. Por ello, desde Mujeres Viajeras, instamos a que todo aquel que quiera y pueda colaborar se ponga en contacto con estas intrépidas aventureras. Con un poco de apoyo, juntos podemos lograr que ellas sean las primeras europeas en superar esta proeza. 

Para los que queráis ayudarlas, podéis contactar de diversas formas:

¡Un pequeño paso puede ser gigante para seguir adelante!

Autora: Natalia Gómez

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *