Meritxel Martorell: viajando sola por el mundo

“Gracias a las becas MEC, cuando el país todavía no estaba sumergido en plena crisis, crucé por primera vez el charco. Tenía 19 años. Estudié un curso de inglés durante un mes en San Francisco y tuve la suerte de repetir al año siguiente, esta vez en Nueva York, donde pasé tres meses. Valoré la posibilidad de viajar más frecuentemente. No tengo sangre viajera en mis venas, el mundo de los aeropuertos era totalmente nuevo para mí.

Un año después pedí otra beca, volé hasta Quito (Ecuador) en una expedición para periodistas organizada por la Universidad Autónoma de Barcelona. Fueron pocos días, aunque suficientes para darme cuenta de que descubrir lugares como la selva amazónica era un imperativo. Sí, seguiría viajando.

Regresé a Barcelona, compré un billete a India y recorrí este apasionante país durante un mes acompañada de una amiga. Poco después tenía nuevo plan. Partía rumbo a Nepal, empezaba mi primer viaje como mochilera, sin billete de vuelta. Malasia, Laos y Tailandia se sumaron a la cola.

Precisamente en este último destino (2010) nació sineñe y aproveché la ocasión para presentarme a un concurso de blogs de viaje. Shandy Cruzcampo (Heineken) buscaba a un bloguero para dar la vuelta al mundo. Segura de mi suerte y, como por arte de magia, gané la lotería. 26 países durante 6 meses. Cambio de cultura, moneda, religión y comida cada 10- 15 días. Todo fue muy rápido, una secuencia de fotografías vertiginosa.

Esta experiencia que recuerdo como una de las mejores de mi vida me cambió tal vez para siempre. Estaba claro, no me quedaría quieta habiendo visto todo lo que había ahí fuera.

“No hay nada como volver a un lugar que no ha cambiado, para darte cuenta cuánto has cambiado tú “- Nelson Mandela

Han pasado ya tres años desde entonces y varios países de por medio. He vivido en Nueva Zelanda y viajado por las islas del pacífico sur. Países como Vanuatu hacen que esta adicción siga su curso natural.

Estoy en Filipinas, escribiendo estas líneas sin saber todavía cuál será mi próximo destino. Como dice Saramago el objetivo de un viaje es solo el inicio de otro.

Me llamo Meritxell, soy catalana, tengo 27 años y no soy rica. Aunque tengo un ordenador, una cámara y una familia adicta a Skype”

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *