Vuelta al mundo: un sueño cumplido

Muchos han sido los que cumplieron el sueño de dar la vuelta al mundo. Algunos lo hicieron a pie, otros volando, unos cuantos en coche, en bicicleta o en moto. Al final lograron su objetivo:circunvalar el planeta. Aquí van unos cuantos ejemplos que nos llevan a comprender que los sueños pueden hacerse realidad, no importa el dinero ni el tiempo, lo que cuenta es querer hacerlo con todo el corazón.

Ida Pfeiffer: dos veces la vuelta al mundo sola y sin dinero

En 1849 los libreros austriacos sacaron a la venta dos gruesos volúmenes en cuya cubierta, de tapa dura y letras doradas podía leerse “A Lady’s Travel Round the World”. La obra publicada en alemán, fue reeditada mas tarde en francés y en inglés y narraba las extraordinarias aventuras de Ida Pfeiffer, una ama de casa austriaca que a sus 50 años había recorrido el globo. En dos años, sola y sin dinero, había cruzado el Atlántico, convivido con los indios del Brasil, doblado el Cabo de Hornos, atravesado el Pacífico, afrontado las revueltas xenófobas de China, remontado el Ganges y recorrido la India en camello antes de perderse por Asia Central viajando de caravana en caravana. Aún la quedaron ganas de aventura y dos años y medio después, repitió la hazaña eligiendo nuevas rutas. Ida Pfeiffer nos descubre que el mundo está lleno de rincones sorprendentes, de ingratas sorpresas y también de recompensas.

Clärenore Stinnes, vuelta al mundo en coche

A principios del siglo XX, Clärenore Stinnes, una mujer aventurera alemana que a principios del siglo XX (1927-1929) se atrevió a dar la vuelta al mundo en coche, sin GPS, aire acondicionado, amortiguación, dirección asistida…, ni con ninguno de los adelantos de hoy. Cada país le ponía su particular prueba a esta aventurera, el frío de Siberia,-50 grados, el calor del Gobi, temperaturas superiores a las 50 grados, la fauna salvaje, y los problemas en el coche no fueron capaces de frenar a esta intrépida y alocada mujer. A su vuelta escribió un libro sobre su experiencia “a través de dos mundos en un automóvil” que fue un éxito de ventas. La editorial Ediciones Casiopea lanza sus diarios al español. Disponible en formato papel y Ebook

Anne Mustoe: una inspiración para las ciclo-viajeras actuales

Anne Mustoe, a quien no le gustaban especialmente las bicicletas y que vivía una vida normal, como viuda con tres hijos adoptivos decidió, tras leer un libro de un ciclista que dió la vuelta al mundo, hacer lo mismo. Le llevó cerca de tres años dejar organizados sus compromisos con los alumnos y prepararse pero el 31 de mayo 1987, habiendo cumplido los 50 años, partió de Londres a lomos de su bicicleta con sus tres maletas llenas de ropa, documentos, mapas y diccionarios, así como algunas cartas de presentación, aclamada por una turba de admiradores que habían visto su fotografía en el periódico. 439 días despues, tras recorrer Europa, Oriente y EE. UU, en una travesía de 18.500 km, que le llevó a recorrer 14 países, Anne Mustoe regresó a casa y publicó el libro In A Bike Ride (1992) donde recogió sus numerosas experiencias, contratiempos y vivencias…

La vuelta al mundo de dos mujeres en un Dos Caballos

Eva Serra, Barcelona y Ana Vega, Mallorca, decidieron un buen día dejarlo todo y viajar por el mundo en el peculiar coche de Ana.
¿El detonante? El último atasco sufrido yendo a trabajar. Sin apenas dinero ni tener ningún plan predeterminado, estas Thelma y Louis españolas se embarcaron en la que será sin duda la gran aventura de sus vidas.

Dirk y Trudy Regter: la vuelta al mundo en un Ford Model T de 1915.

“Es un modelo sencillo y robusto, fácil de reparar”, cuenta Dirk. En 2012 se lanzaron a por una primera etapa de 22.000 kilómetros, que duró 180 días y les llevó desde su casa en Holanda a Ciudad del Cabo. Un viaje apasionante por los desiertos de África, sólo parecido a los relatos, por el aire, de Antoine de Saint-Exupéry. “En la frontera entre Sudáfrica y Botsuana conocimos a un granjero que tenía un viejo Ford T en el granero y nos dio una rueda de repuesto de regalo para el camino”, cuenta Dirk. Un año más tarde cruzaron Estados Unidos y Canadá en un recorrido de 28.000 km, una vez más en un periplo de 180 días. Y en 2014 la hazaña transcurrió un poco más abajo, en Sudamérica. Otros 180 días para recorrer 22.000 km., pasando por países como Chile, Colombia y Ecuador, en gran parte por pistas de tierra y poniendo a prueba la mecánica y la resistencia de las llantas de madera.
La principal motivación de este viaje para Dirk y Trudy, aparte de conocer mundo, es recaudar fondos para niños huérfanos de todo el mundo a través de la ONG Aldeas Infantiles.

Cristina Espínola, la vuelta al mundo en bicicleta

Esta ciudadana del mundo recorre el planeta sobre dos ruedas. “El binomio bicicleta + viajar es lo que más me ha gustado siempre en la vida y lo único que me ha hecho realmente feliz. No hay nada comparable a montar en bicicleta, y si a esa sensación de libertad le unimos el conocer otros países y el conquistarnos día a día a nosotros mismos, coronando montañas y superando pruebas de fuego, el éxtasis es insuperable. ​Además de escribir sobre viajes en bicicleta y recomendaciones básicas, una de las cosas que más me apasionan en la vida es inspirar a otros a salir de su zona de confort, que se tracen metas y que vayan a por sus sueños”.

Fotografía de Ffyona Campbell la mujer que dio la vuelta al mundo a pie

Primera mujer en dar la vuelta al mundo caminando

Para que consiguiese un lugar en el Libro Guiness de los Récords por “ser la primera mujer en dar la vuelta al mundo caminando”, hay que atravesar como mínimo cuatro continentes y empezar y acabar en el mismo lugar, aunque la marcha no tiene que ser continua. Tardó once años. No importaba el tiempo. Es cierto que Ffyona Campbell hizo alguna trampa, pues durante algunos tramos viajó en la caravana de apoyo, pero pasó a convertirse en la primera mujer en dar la vuelta al mundo caminando y el Libro Guinnes de los Records tiene su marca registrada como «el viaje a pie más largo realizado por una mujer». Ahí queda eso!!

Ana Padrón: La abuela viajera

“Cuando no sabes idiomas, te puedes mover por todo el mundo a traves de los gestos. Que es un lenguaje universal”

Ana Padrón, mas conocida como “La abuela viajera” se convirtió en una trotamundos habiendo cumplido ya  los 70 años. Tras enviudar, en vez de quedarse en casa  se compró una furgoneta, a la que bautizó”Merchibenz” y recorrió el mundo, en solitario, durante 10 años.Visito América durante ocho meses, desde Canadá hasta Chile y Argentina. Después organizo otro viaje en el que fue desde Europa hasta Nueva Zelanda, cruzando Asia y Australia. Luego partió para Africa y en los últimos años quiere conocer todo los pueblos del Estado Español.

Ana superó la soledad, el miedo,cruzó  desiertos y montañas y aunque  tuvo dos encontronazos con la guerrilla colombiana y la kurda, nunca le pasó nada serio. Toda una valiente!!

Rosie Swale: la vuelta al mundo corriendo

Rosie Swale Pope, una sexagenaria inglesa que dió la vuelta al mundo corriendo para concienciar a la población sobre el cáncer de próstata, enfermedad que segó la vida de su marido, y, además, recaudar fondos para organizaciones benéficas en Rusia, Nepal y Estados Unidos. Rosie empezó su aventura en 2003, el año de enviudar y recorrió más 32.000 kilómetros. Pese a sufrir dos fracturas por fatiga y tener que ser rescatada por la policía de Alaska, tras sufrir la congelación de un dedo del pie, no tiró la toalla llegando al final de su recorrido.

Laura Dekker: vuelta al mundo en vela con 14 años

En 2009 se convirtió en la persona más joven en circunnavegar el globo en solitario. Para ello tuvo que disputar una serie de problemas para poder realizar el viaje (por su corta edad: 15 años). Finalmente completó con éxito la circunnavegación en solitario en una embarcación de 11.5 metros (38 pies) de dos palos, llegando a Simpson Bay (Isla de san Martin el 21 de enero de 2012). Nada menos!!

Kate Crinion: pedaleando alrededor del mundo

“Leí un libro sobre una profesora de escuela retirada, que a los 58 años, nunca había montado en bicileta, y dió la vuelta al mundo”. Y pensé: si ella ha podido, yo puedo hacerlo…” El libro: “A Bike Ride: 12,000 Miles Around the World” fué el que había escrito Ann Mustoe tras protagonizar su épica aventura. Kate  estuvo ahorrando dinero durante 10 años, para ver cumplido su sueño de pedalear alrededor del mundo, por una causa solidaria: ayudar a un centro en Irlanda que trata raras enfermedades metabólicas.

 

Guardar

Guardar

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *