Anna Hinderer: misionera victoriana en África

Nacionalidad: Británica

Periodo: 1827-1870

Zonas recorridas: Nigeria

Si bien los misioneros europeos habían intentado introducir el cristianismo en algunas regiones con anterioridad, fue a lo largo del siglo XIX cuando las naciones europeas disputaron una carrera apostólica en África. Una de las sociedades evangelizadoras que más prosperó, sobre todo gracias a los donativos de los fieles, fue la inglesa. La Sociedad Misionera de Escocia hizo también sus pinitos por la causa africana. El mas célebre de estos nuevos apóstoles de la fe fue sin duda David Livingstone, quien en su idea de abrir un camino que comunicara la costa atlántica y la índica a las futuras misiones, contribuyó enormemente a la familiarización de los europeos con África. La Iglesia Cristiana fue una de las pioneras en enviar mujeres al Continente Negro. Eso si, exigía que las mujeres enviadas a aquel vasto e infiel territorio fueran en calidad de esposas de misioneros y en este nuevo contexto las solteras tuvieron que esforzarse por ser admitidas en las filas evangelizadoras. Gracias a que las cosas empezaron a cambiar muchas respetables damas se ganaron el cielo en África. Aun así, la cosa no resultó sencilla para las candidatas que además de mostrar aptitudes como maestras, tener conocimientos de medicina, puericultura y supervivencia, jamás vieron remunerada tan penosa labor. Pero no faltaron voluntarias dispuestas a saltar estas barreras con tal de viajar a África. Una de ellas fue Anna María Hinderer, que recaló en Nigeria en 1852 para fundar una misión con su marido, David Hinderer, y tuvo que ingeniárselas para salvar a su familia durante el estallido de la guerra Yoruba. Su huella en aquel continente aún permanece viva. Estuvo allí 17 años.

Bibliografía: Viajeras de Leyenda

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *