Dora Quillinan: en busca de Curro Jiménez

Nacionalidad: Británica

Periodo: 1804-1847

Zonas recorridas: El Sur de España

“Quizás el contrabandista sea el más pintoresco de todos estos viajeros, con su enorme y bonita manta, tejida de muchos colores, liada con tanta gracia acreedor de su varonil figura”.

Sin duda, Dora Quillinan, segunda esposa del poeta Edward Quillinan, fue de las viajeras que vio en el bandolero la encarnación de la figura romántica: Viajó con su esposo en 1846 por Portugal y España con idea de mitigar su mala salud con un cambio de aires. Fruto de aquella escapada que les llevó un año, publicó la obra: “A Journal of a Few Months Residence in Portugal, and Glimpses of the South of Spain”.

Sorprendida por cuanto vio, pero abierta a otras culturas, supo apreciar con su perspicaz mirada las costumbres y modos tan arraigados en la cultura española de la época, dejando un retrato indeleble de lo que debieron ser los paisajes que recorrió y las gentes que halló en el camino: “Nosotros nos encontramos también con muchas mujeres, pero ninguna a pie. Iban generalmente cabalgando a lomos de una mula, y detrás de su hombre, agarradas a un pañuelo, que iba anudado bajo de la cola del caballo como había observado por primera vez cerca de Gibraltar”.

Bibliografía: Viajeras de Leyenda

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *