Sor Victoria de la Cruz, 108 años, 80 años en Japón

Sor Victoria de la Cruz (Málaga, 1907) se pasea, bolso en mano, por los silenciosos jardines de la residencia de religiosas en la que vive cerca de Tokio. No necesita bastón y sube y baja las escaleras sin problemas, aunque se lo toma con tranquilidad.
Las mínimas de un grado de estos días en Kitami son una bendición si se compara con aquellos meses que sor Victoria pasó durante la Segunda Guerra Mundial refugiada en las montañas de Karuizawa, a diez bajo cero, con la nieve hasta las rodillas y sin apenas comida. «Todo fue muy complicado», detalla. Poco después, llegarían los bombardeos nucleares de Hiroshima y Nagasaki. Pero nunca pensó en abandonar y volverse a España. «Cuando venía a visitar a su madre y hermanos –alguna vez hasta cruzando la antigua Unión Soviética en el Transiberiano–, solo pensaba en regresar a su querido Japón», recuerda su sobrino José María. Su labor allí se ha centrado en ayudar a las mujeres –principal objetivo de la congregación– y en poner en marcha colegios. Durante años ostentó el cargo de superiora, y el gobierno japonés la ha condecorado por su trabajo. Solo seis años vivió alejada de Tokio, puesto que las adoratrices, conociendo su buen dominio del inglés, le encomendaron la creación de una escuela en California.
Si quieres saber más, haz click aquí:
Sor Victoria de la Cruz, 108 años, 80 años en Japón

Ana Alemany Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *