Alma viajera

No viajo solo por conocer nuevos y hermosos lugares. Viajo porque estoy enamorada del mundo… para salir de mi lugar de confort… para desestructurarme y preguntarme todo de nuevo… para alimentar mi capacidad de asombro… para no tener todo bajo control… a veces simplemente lo necesito como parte de mi vida, como una manera de pararme en el mundo.
Esta ruta en particular, se trata del aterrizaje de un sueño…. Un sueño que me fue encontrando, que no conocía y que de a poco se fue esclareciendo.

Viajar hacia la Amazonía Boliviana y Peruana, permaneciendo en ella tres meses, es algo que no se me había ocurrido antes… Empecé a descubrir las rutas fluviales que es necesario hacer para a lo menos hacerse a la idea, de como es y cómo se vive en el corazón verde, cuyo sistema circulatorio lo constituyen el río amazonas y sus afluentes pasando por 8 países de nuestra hermosa Latinoamérica… yo solo pensé que quería estar ahí.

En estos 3 meses conoceré la expresión de la selva en Bolivia y Perú, lo que solo se trata de una pequeña parte de lo que realmente es y significa este maravilloso y complejo ecosistema. Ya en el cuarto mes de viaje saldré desde Iquitos (PE), para acercarme a Colombia o Ecuador y continuar en esta segunda etapa, explorando el borde costero y reservas de uno se estos dos países… Posteriormente, ya veremos 🙂 …

En este tiempo realizaré algunos trabajos como voluntaria, viajaré ocupando la red de Couch Surfing y experimentaré el moverse con poco dinero resolviendo en el camino.

A 4 días de comenzar esta aventura, me siento a la vez contenta y melancólica de dejar Iquique… Esta es una sensación que nunca te abandona cuando te mueves. Lo maravilloso es que la acompaña, el sentimiento de lanzarse al vacío… quizá es esto lo que produce la adicción.
Blog: almaviajera.cl/

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *