Freya Stark. 9 idiomas, 24 libros de viajes, Cruz del Imperio Británico y trotamundos

Pocas mujeres despiertan tanta admiración como la exploradora y escritora británica Freya Stark, nacida en París, hija de un pintor británico y una madre escultora y pianista. Sus padres se separaron cuando ella era una niña y su educación la realizó en la Universidad de Londres y en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos.

Freya Stark trabajó durante la I Guerra Mundial como enfermera voluntaria de la Cruz Roja. En la II Guerra Mundial trabajó en el Ministerio, de Información británico por sus conocimientos sobre el Oriente Próximo y la India. Fue fundadora en El Cairo de la Hermandad de la Libertad, un movimiento antifascista. En 1953 se le concedió la Cruz del Imperio Británico y en 1972 fue nombrada dama del Imperio Británico.

Hablaba correctamente nueve idiomas -entre ellos, el árabe y el turco-, y supo trasladar sus experiencias a 24 libros de viajes, entre los que destacan Apuntes de Bagdad (1933), El valle de los asesinos. y otros viajes persas (1934), Un invierno en Arabia (1940), Cartas desde Siría (1942) y Puertas y caravanas: un retrato de Turquía (1971).

Apasionada exploradora, a los 81 años escaló y atravesó algunos pasos del Himalaya, a 5.000 metros de altura. Amiga de la reina madre de Inglaterra, ganó varios concursos literarios y recibió las llaves de oro de Asolo en 1986.-

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *