Alexandra David-Néel: la primera mujer europea en conocer al Dalai Lama y entrar en el Tíbet

En este artículo vamos a hablar de una viajera que llegó a renovar su pasaporte a los cien años, edad a la que murió. Ella es Alexandra David-Néel, una mujer que dedicó la mayor parte de su vida a viajar por todo el planeta y explorar cada rincón del mundo.

Alexandra David-Néel, también conocida como la viajera mística, es el claro ejemplo de la expresión “viajar, alarga la vida” y es que muy pocas personas pueden presumir de haber llegado a su centenario de vida. De bien pequeña, nuestra mujer viajera ya leía los libros y novelas de Júlio Verne, obras que despertaron curiosidad en la pequeña que con tan sólo cinco años abandonó por primera vez su hogar. A los 15 años lo volvió hacer, viajando sola a Londres, en la actualidad una de las grandes capitales mundiales, a la que llegan durante todo el año viajeros, como Alexandra David- Néel y permanecen unos días en la capital británica gracias a buscadores como, por ejemplo, el que permite buscar hoteles en Londres con Expedia España, para explorar cada rincón de la ciudad y visitar todos sus monumentos y edificios importantes. Dos años más tarde, a su diecisiete años de edad, viajó también sola a Suiza y a los lagos italianos tras cruzar la cordillera de los Alpes.

Durante su vida estudió ciencias ocultas y formó parte de varias sociedades secretas. Fue en el año 1911 cuando Alexandra emprendió un viaje a la India, donde se convirtió en la primera mujer europea en conocer al Dalai Lama, para estudiar Budismo y sánscrito. Durante dos años, de 1914 a 1916, una cueva de 4000 metros de altura se convirtió en el hogar de nuestra mujer viajera. En este enclave cerca de la frontera con el Tíbet, Alexandra David- Néel conoció con un monje que vivió con ella en la cueva y que más tarde se convertiría en hijo adoptivo y acompañante en sus viajes.

El objetivo de Alexandra era llegar a Lhasa, y de hecho lo lograron dos veces antes de ser echados. David- Néel también fue la primera mujer de occidente en entrar al Tíbet. Vestidos de indigentes, y con cerca de 13000 kilómetros a sus espaldas a pie y a caballo, Alexandra y su compañero de viajeros realizaron una segunda travesía que duró tres años. India, Japón y China fueron los países por donde viajó Alexandra, y también vivió en Francia.

Durante su vida, Alexandra escribió treinta libros de filosofía oriental, de religión y acerca de sus viajes.

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *