UN INVIERNO EN MALLORCA

Originalmente “un hiver à Majorque”, de 1841, es uno de los primeros libros jamás escritos sobre la isla mediterránea. Fue una mujer, George Sand pseudónimo de Amandine Aurore Lucile Dupin, la encargada de hacer visible para el mundo la isla en la que vivió una peripecia de 56 días junto a sus dos hijos y su amante por aquel entonces: el conocido músico Frederic Chopin.

Sand que masculinizó tanto su nombre como su vestuario para poder acceder a lugares prohibidos a las mujeres en el París del siglo XIX, escribió toda una oda a la belleza natural de la isla, así como los desencuentros con los habitantes de la misma. Relató su viaje hasta Mallorca como “a dos jornadas de navegación de Francia” entre “una población tan atrasada, tan fanática, tan tímida por no decir otra cosa. Y de tan insigne mala fe” y no sin rencor por el trato recibido, Sand afirmó que eran “trescientos años de retraso” lo que separaban una rural Mallorca de la civilizada Francia.

Ella fumaba, se le conocían diversos amantes y no acudía a misa, lo que, ante nativos tradicionales, cubiertos de velos negros y capotes, que cada día rezaban el rosario, le costó el escándalo de la sociedad insular y episodios de tremenda tensión.

Sin ir más lejos, fueron expulsados y apedreados en la primera residencia que tomaron en Mallorca, una casa de campo situada en Establiments, por lo que se mudaron a la cartuja de Valldemossa, lugar de parada obligatoria para todos aquellos turistas que visitan la isla cada año.

A pesar de estos desencuentros, George Sand quedó prendada de las maravillas de la isla mediterránea, y no pudo resistirse a inclinarse ante una belleza que hoy en día sitúa a Mallorca como uno de los destinos veraniegos más cotizados. “Es la verde Helvecia, bajo el cielo de Calabria, en la solemnidad y el silencio de Oriente”. Chopin expresó “habitaré un maravilloso claustro en el más hermoso lugar del mundo” y su compañera opinó “Todo cuanto puedan soñar el pintor o el poeta lo ha creado la naturaleza en este lugar”. Desde 1930 se viene celebrando en el claustro de la cartuja de Valldemossa el “Festival Chopin” y pueden visitarse las estancias utilizadas por la comitiva en su viaje. Si quieres descubrir este y los demás lugares que visitaron la pareja, en Hundredrooms podrás encontrar el apartamento que más se ajuste a tus necesidades y al mejor precio.

Uno de los mejores relatos de la escritora y que sin duda se ha convertido en un clásico indiscutible y de necesaria lectura para aquellos enamorados de Mallorca.

“Cuando la vista del fango y de las nieblas de París me sumerge en la melancolía, cierro los ojos, y vuelvo a ver, como en un sueño, esa montaña mallorquina salpicada de vegetación, esas rocas peladas y esa palmera solitaria perdida en un cielo rosado”.

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *