Christina Broom, primera fotoreportera británica

visita su exposición en LondresInmortalizó a las sufragistas, a los miembros de la realeza a los soldados de la I Guerra Mundial que celebrando la Navidad, pateó calles y ciudades, habiendo comenzado su carrera en 1903 a los 40 años de edad… ,Christina Broom fue la primera foto reportera británica, una luchadora y pionera del foto periodismo…

La primera fotógrafa de prensa de Inglaterra aprendió el oficio a los 40 años y por su cuenta para no pasar hambre cuando quebró la ferretería familiar. Imprimía ella misma copias que revelaba en la carbonera del sótano familiar y las vendía en mano en la calle. Llegó a colocar mil diarias e hizo 40.000 en toda su vida. En los años 20 y 30 del siglo XX retrató a sufragistas, soldados y eventos deportivos y se convirtió en la primera mujer fotoperiodista de Inglaterra.

Fue la primera inglesa en publicar fotos en diarios, semanarios y otras ediciones periódicas. Antes de conseguirlo aprendió por su cuenta el oficio para no pasar hambre. La historia de Christina Broom (1862-1939) está punteada por el arrojo, la valentía y el empeño. Sólo ahora comienza a ser reconocida.

Hablamos de 1903, cuando la fotografía era cosa de ricos y de hombres y entrar en el negocio era doblemente difícil para una mujer sin posibles. Nacida en una familia humilde de Londres, Broom no lo pensó dos veces cuando el negocio cerró: pidió prestada una cámara a un amigo de la familia, se autoeducó en los secretos de la fotografía, montó un cuarto oscuro y laboratorio en un rincón del sótano-carbonera de la casa e inició una carrera como fotógrafa y emprendedora. La ayudaban el marido y la hija, que dejó el colegio para atender el negocio.

Con la ayuda de su marido Albert Edward Broom (1864–1912) y de la hija de la pareja, Winifred —que abandonó el colegio para arrimar el hombro—, instaló un tenderete los Royal Mews, las caballerizas del Palacio de Buckingham para vender foto-postales y retratos a los visitantes. Durante la jornada hacían y vendían fotos y por la noche revelaban. Llegaron a vender mil diarias y el puesto, que se convirtió en una atracción para los londinenses y los turistas, estuvo abierto al público hasta 1930.

El museo de Londres Docklands, adquirió en 2014 toda su producción fotográfica (2.500 piezas) entre ellas 1800 fotografías. Muchas de ellas están expuestas permanentemente. es una buena ocasión para Viajar a londres este año.. no??

 

teneis un magnífico artículo en: www.telegraph.co.uk

Pilar Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *