LAS MUJERES DE HARVARD QUE NOS ACERCARON A LAS ESTRELLAS

El numeroso personal femenino (del Observatorio de Harvard), al que a veces se hacía referencia como el harén,El universo de cristal estaba formado tanto por mujeres jóvenes como mayores. Eran buenas en matemáticas o eran devotas astrónomaso ambas cosas. (…) Incluso antes de conquistar el derecho a voto, muchas de ellas realizaron contribuciones de tanta importancia que sus nombres se ganaron un lugar de honor en la historia de la astronomía: Williamina Fleming, Antonia Maury, Henrietta Swan Leavitt, Annie Jump Cannon y Cecilia Payne. Este libro es su historia.”

Así arranca El universo de cristal (Capitán Swing), en el que la periodista Dava Sobel reconstruye la insólita historia del Observatorio de Harvard a través de algunas de las mujeres que cambiaron la astronomía entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Williamina Fleming

Williamina Paton Stevens Fleming (1857-1911) era la empleada doméstica de Edward Charles Pickering, director del Observatorio, y acabó siendo la primera mujer contratada en Harvard. Gracias a su trabajo científico, se diseñó un sistema para clasificar estrellas según la cantidad de hidrógeno que mostraran, se descubrió una gran cantidad de estrellas variables y nebulosas y, como una de las pioneras del grupo, se encargó de formar a las otras mujeres que se unieron al equipo.

Antonia Maury

Antonia Caetana de Paiva Pereira Maury (1866-1952) creó un nuevo sistema de clasificación estelar basado en las distintas luminosidades de los cuerpos que se veían en el telescopio y en las placas.

Henrietta Swan Leavitt

Henrietta Swan Leavitt (1868-1921) descubrió casi dos millares de estrellas, estudió la relación periodo-luminosidad y sentó las bases del estudio de medición de distancias en el universo.

Annie Jump Cannon

Annie Jump Cannon (1863-1941) fue la primera mujer a la que se permitió llevar a cabo sus propias observaciones en el telescopio y desarrolló un sistema de clasificación estelar vigente aún a día de hoy.

Cecilia Payne

Cecilia Payne (1900-1979), que obtuvo el primer doctorado en astronomía en la Universidad de Harvard y se acabaría convirtiendo en la primera profesora titular de la prestigiosa universidad, reescribió lo que se sabía hasta entonces sobre las proporciones de hidrógeno y helio en las estrellas.

Estos son solo algunos de los ejemplos que repasa la autora, Dava Sobel, sobre las mujeres que dieron a la ciencia más de lo que la ciencia les ha reconocido a lo largo de las décadas. El universo de cristal cuenta sus vidas y sus logros, así como los de Margaret Harwood, Ida Woods, Florence Cushman o Arville Walter.

La periodista y divulgadora científica Dava Sobel es la autora de Longitud (Anagrama), biografía de John Harrison, el inventor del metrónomo (interpretado por Michael Gambon), La hija de Galileo (Debate), finalista del Premio Pulitzer, y Los planetas (Anagrama), entre otros.

 

Autora: Rocío Flores

 

Si te gusta leer sobre mujeres extraordinarias y te ha interesado este artículo, te recomendamos:

Lady Jane Franklin o cómo vivir la vida al máximo

“Viajeras de leyenda”. Mujeres victorianas que no se conformaron

Maria Fernandez Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *