Lady Jane Franklin o cómo vivir la vida al máximo

Como surgida de una de esas historias de suspense, Jane Franklin apareció en el curso de la historia como la mujer que promovió multitud de expediciones en búsqueda de su esposo desaparecido. La incógnita perduró hasta el año 2016, cuando tras casi dos siglos de misterio los restos del HMS Terror, uno de los dos barcos naufragados en la expedición de sir John Franklin, aparecieron en el fondo de una bahía del Ártico. En su interior se encontraron incluso indicios de canibalismo.

Originalmente, la expedición del capitán Franklin había partido desde Inglaterra, el 19 de mayo de 1845, para descubrir el Paso del Noroeste, que permitiría llegar a Asia a través del océano Ártico. Ahora, el libro sobre una vida plagada de aventuras como lo fue la de su mujer, Lady Franklin, ha sido al fin traducido al español: LAS AMBICIONES DE JANE FRANKLIN

Se trata de una de una historia casi de película, abandonada entre telarañas tras la sombra del mítico explorador británico. Pocos conocen que Jane Franklin fue una mujer de armas tomar, que no se acobardó a la hora de perseguir sus objetivos, aunque tuviera que presionar al Almirantazgo, la opinión pública y hasta al Presidente de los Estados Unidos para lograrlos.

Ediciones Casiopea, un sello especializado en historias protagonizadas por viajeras y pioneras, desentierra del olvido a esa Lady Franklin. Una mujer que deambuló por el mundo hasta haber cumplido los 70 años. Este libro es el modo perfecto de revivir la inmortalidad de sus aventuras por países tan lejanos como Rusia, Tierra Santa, el Norte de África, América o Australia.

Jane Franklin, el desafío de una mujer a la sociedad

En un período en el que la mayoría de las damas se sentaban en casa con sus bordados, Jane Franklin alcanzó una enorme fama en todo el mundo occidental. Fue, con toda probabilidad, la mejor viajera de su época.

La autora, Alison Alexander recorre la vida de esta mujer inimitable. Desde su nacimiento a finales del siglo XVIII en Londres, a su matrimonio a una edad madura (36 años) con sir John Franklin. De entre ellos, rescata sus muchos viajes a distintos lugares: Tasmania, Nueva Zelanda, Norteamérica, Hawai, Japón, India…

Una vez casada,  se unió al apoyo del éxito de su esposo.  Al llegar a Tasmania en 1837, cuando sir John se convirtió en gobernador, Lady Jane se volcó en la colonia: desde sus intentos por librar a la isla de serpientes; al establecimiento de una sociedad científica y también el de la regata Hobart; la adopción de una niña aborigen, y el envío de un canguro a la reina Victoria. Continuó sus intrépidas peripecias convirtiéndose en la primera mujer blanca en viajar por tierra desde Melbourne a Sydney, y la primera persona en escalar el Monte Wellington.

Cuando su marido desapareció en el Ártico, ella no dudó en defender la reputación de su esposo, llegando incluso a embarcarse en un viaje para su encuentro. Sin ayuda de nadie, Lady Jane logró hacer de él uno de los héroes más nobles de Inglaterra, dejando anonadado a todo un país. “Lo que una nación no haría, una mujer lo ha conseguido” era lo que se susurraba en cada rincón después de escuchar sus logros.

Lady Jane Franklin continuó siendo una aventurera infatigable hasta el fin de sus días, cuando falleció a los 84 años de edad, tras haber vivido una existencia plena y cumplido unas metas transgresoras para su tiempo.

Autora: Natalia Gómez Rodríguez

Si te ha gustado la historia de Lady Franklin, seguro que te interesará:

Pilar Written by:

2 Comments

  1. silvia
    13 junio, 2017
    Reply

    he descubierto vuestra página y no tengo palabras!!! enhorabuena!!!! magníficas historia
    silvia arraiz

  2. Pilar
    13 junio, 2017
    Reply

    he descubierto vuestra página y no tengo palabras!!! enhorabuena!!!! magníficas historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *